¿Qué es Rokâm?


Es un un material compuesto por agregados minerales, cemento y refuerzo integral,  que genera una matriz interna que brinda resistencia y flexibilidad, sin la necesidad de usar acero; creando un material resistente y ligero, de 2 cm de espesor, que puede ser moldeado dentro de cualquier forma o estructura, alcanzando superficies de hasta 20 metros cuadrados.

Los agregados minerales son de origen natural, y es gracias a ello que se asegura la permanencia del color a lo largo de los años.

Por su gran versatilidad tiene distintos usos, que van desde la construcción modular, revestimientos, fachadas, celosías, elementos decorativos, mobiliario urbano, entre muchas otras.

 
 

Rokâm en la construcción:
Elementos prefabricados.

En Rokâm entendemos como está cambiando la tendencia en los procesos constructivos y la manera de desarrollar proyectos en México y la prefabricación es la mejor alternativa para reducir tiempo y aumentar la calidad.

Gracias a la versatilidad de Rokâm podemos prefabricar prácticamente cualquier elemento constructivo y hacer que llegue a la obra justo cuando se requiere.

Ofrecemos una gran gama de colores y texturas, que se ajustan a cualquier proyecto. 

Además gracias a la relación peso - resistencia, logramos bondades que difícilmente se pueden alcanzar con materiales convencionales.

Por esta razón Rokâm es la mejor opción.

Ya que la tendencia de la construcción en México es ser más eficiente y  hacer ecológicos los distintos procesos que la componen. 

Ventajas Rokâm.

Colores y Texturas.

Logramos una amplia gama de colores y tonos para el concreto empleando agregados minerales naturales para conseguir la permanencia del color a lo largo del tiempo.

Economía Mano de Obra.

El empleo de sistemas de producción en serie y la mecanización tanto de la fabricación de elementos prefabricados como de su montaje, implica reducciones importantes en la mano de obra en el sitio, evitando costos administrativos para el cliente.

Menor tiempo de Ejecución.

La disminución de los tiempos de ejecución supone una reducción no solo de los gastos de administración y supervisión, sino también de los intereses sobre capital. Además la limpieza que caracteriza a la prefabricación, permite un mejor control del resto de las operaciones de la obra.

Control de Calidad.

La prefabricación permite el control constante y la atención total a los detalles. Desde el molde hasta la pieza terminada, los procesos Rokâm cuidan la calidad, para conseguir resultados de excelencia.

Economía Materiales.

La prefabricación de elementos permite aplicar sistemas de control que hacen posible un manejo más eficiente de los materiales, por lo tanto, se reduce la contaminación al medio ambiente.

Reducción de Merma.

El hecho de ser un producto fabricado en un ambiente controlado, permite el manejo eficiente de los materiales, reduciendo el desperdicio.